Su Primera Hija Es Igual Que Su Marido, Entonces Esta Madre Se Quedó Embarazada Otra Vez Y Adivinó La Apariencia Del Bebé

Cada familia es diferente. Algunas parejas y sus hijos son muy similares, mientras que otros no se parecen en nada.

Pero para la madre Mellany McGurk-Davis, la apariencia de los miembros de su familia no marca ninguna diferencia en lo mucho que los ama. Ella es de piel clara y tiene pelo castaño. Su esposo, Cortez, es de piel más oscura y tiene cabello oscuro.

Cuando la pareja dio la bienvenida a su primer bebé, todo el mundo quedó atónito por lo mucho que su hija se parecía a su padre. Así que cuando Mellany quedó embarazada por segunda vez, bromeó sobre lo gracioso que sería si su segundo hijo terminara pareciendose a ella.

Cuando el niño nació, ¡ella nunca hubiera imaginado que se parecería tanto a ella! Es una coincidencia extraña que ha unido aún más a esta familia.

Puedes ver más fotos de esta hermosa familia y leer las palabras de la madre en el post de abajo.



Mi esposo, Cortez, y yo nos conocimos hace casi 9 años a través de amigos mutuos aquí en Cedar Rapids, Iowa. Llevamos casados poco más de 3 años.

Crear una familia es algo que era muy importante para nosotros, y tuvimos la bendición de tener a nuestra primera hija pocos meses después de casarnos. Cuando nació nuestra hija, Willimina Daisy, todo el mundo nos dijo que era prácticamente una copia de su padre.

Así que, cuando estábamos esperando a nuestra segunda hija, Valentina Janie, bromeé que ella sería una copia de mi.

Nunca en un millón de años habría adivinado que iba a nacer con la piel clara, pelo castaño, ojos azules, y verdaderamente ser una mini yo. Ver a nuestras chicas crecer e interactuar es verdaderamente el mejor regalo del mundo. La única diferencia que Willimina ve en su hermanita es que ella tiene “grandes mejillas”.

¿Me preocupa que crezcan en este mundo loco con “colores de piel diferentes?” No, en absoluto. Mi esposo y yo no las criamos de manera diferente, no las tratamos de otra manera y, lo que es más importante, no las amamos de otra manera.

Los niños no ven colores. La genética hace cosas locas y el color de la piel no importa a los ojos de los niños. ¡El amor es el amor!

¡Por favor COMPARTE esto si amas el mensaje de esta madre sobre su peculiar familia!